Inicio § Hostelería §

Lomo de salmón ahumado

Lomo de salmón ahumado

El único salmón aromatizado del mundo.En boca, nuestro salmón ahumado es delicadeza, tersura y matices que se funden muy lentamente en el paladar. Una fusión perfecta entre la frescura del salmón procedente de las aguas más puras y el humo natural de las maderas cuidadosamente seleccionadas que después de pasar por nuestro minucioso proceso de ahumado, se traducen en un aroma inconfundible. Elaborado manualmente, de principio a fin, mantiene toda la magia y esencia de la verdadera tradición, convirtiéndose en un salmón ahumado único que eleva nuestro sabor a otro nivel dentro del mundo de la gastronomía.

PIEZA DE LOMO DE SALMÓN AHUMADO

PIEZA ENTERA, PRECORTADA O “ESPECIAL PINTXOS”

300 g - 1 kg

30 días

BANDEJA DE LOMO DE SALMÓN AHUMADO

BANDEJA

100 g (caja de 6)
250 g (caja de 6)

30 días

DESCUBRE CÓMO MANTENER UN DOMINGUEZ SIEMPRE PERFECTO

Para mantener todos los matices y las virtudes organolépticas de un Domínguez es importante tener en cuenta algunas claves de conservación y corte, para disfrutarlo siempre como recién elaborado

POR LA CONSERVACIÓN

V

Para que nuestros productos mantengan su perfecta armonía de sabor, frescura y textura deben conservarse siempre entre 0ºC y 5ºC.

Es aconsejable colocarlo en la parte inferior de la nevera, generalmente destinada a la conservación de alimentos frescos.

Hay que evitar doblar el envase o colocar encima cualquier elemento, por ligero que sea, para que la presión no modifique la textura original del producto. Se debe resguardar de la luz directa del sol.

Es recomendable sacar de la nevera el producto justo cuando se vaya a consumir, así como guardar lo que no se vaya a consumir lo antes posible. De esta manera evitamos que se seque y pierda su frescura.

Nunca se deben congelar ninguno de nuestros productos porque de este modo pierden mucho sabor, se altera su textura y se modifican sus matices especiales que los caracterizan.

Conservación una vez abierto: La mejor forma de mantener un Domínguez en perfectas condiciones, una vez abierto el envase, es envolviéndolo completamente en film transparente o en papel de aluminio.

POR EL CORTE

V

En el caso de las piezas ahumadas enteras es conveniente seguir algunas recomendaciones para lograr un corte sutil y equilibrado, ya sea en loncha o en lomo.

  • La base: es imprescindible colocar el producto ahumado sobre una tabla o superficie totalmente plana y firme.
  • El cuchillo: la mejor opción es que sea alveolado porque las cavidades o alveolos que tiene en la hoja hacen que la loncha o el lomo se separen con mayor facilidad, gracias a la cámara de aire que se crea entre producto y cuchillo. En el caso de no disponer de uno con estas características se puede utilizar perfectamente uno alargado (tipo jamonero). Es muy importante que esté muy bien afilado en cualquiera de los casos.
  • El trinchado: en el momento del corte podemos ayudarnos – mano contraria a la del cuchillo- de unas pinzas de punta redondeada, un cuchillo de mesa o, sencillamente, de la misma mano presionando los laterales del producto ligeramente. Lo único que se debe evitar es utilizar cualquier elemento punzante, como un tenedor o un cuchillo con punta, ya que facilitan la rotura del producto ahumado en ese punto.
    • El corte de loncha suele ir en base a los gustos de cada persona y en función de cómo vaya a consumirse, aunque, por lo general, el corte cuánto más fino y delicado es más agradable en el paladar.
    • En el corte del lomo, cuanto mayor grosor más notables serán todas las calidades de un Domínguez. Su textura y su jugosidad permiten cortes bastante gruesos, aunque nuestra recomendación es de 2 a 2,5 cm aproximadamente.

El mejor salmón ahumado del mundo

En su ahumado radica buena parte del secreto de su aroma y su sabor. Aconsejan tomarlo solo para apreciar su textura y tersura o con un toque de huevo o patata.

Buscando la perfección en cada detalle

Ahumados Domínguez comenzó su andadura en 1960 convirtiéndose en la casa pionera del salmón ahumado en España. Gran parte de su valor actual reside en conservar su tradicional método de ahumado.

La esencia de la empresa es la experiencia

La innovación marca la historia de Domínguez, está en nuestro ADN

Salmón del bueno

Una auténtica delicatessen que es preferible no mezclar con nada más, para disfrutar de todo su sabor

Alimento para paladares exquisitos

Nosotros apostamos a caballo ganador: el salmón ahumado supreme de Ahumados Dominguez, procedente de ejemplares de hasta 13 kilos, con una cuidada cría de 14 meses, y cuya elaboración es 100% manual.

Aroma a salmón en Ahumados Dominguez

Pedro Mestanza dirige esta empresa familiar con 56 años de historia a sus espaldas