Inicio § Recetas salmón ahumado §

Alcachofas con salm...

Alcachofas con salmón ahumado

Prepárate para esta exquisita receta de alcachofas con salmón ahumado.

La alcachofa es un producto muy delicado que se oxida con facilidad, pero, con las indicaciones adecuadas, te quedará una fusión de sabores deliciosa.

El protagonista de este plato es el salmón ahumado. Quien se va a encargar de aportar esos matices tan característicos que acompañarán al sabor durante todo el bocado.

Por último, un huevo a baja temperatura conquistará a todo el mundo. El resultado en boca es suave, fino y equilibrado.

Truco: cuando compres alcachofas, elige aquellas con las hojas firmes, duras y bien apretadas. Busca las que tengan un color verde brillante sin manchas para preparar estas deliciosas alcachofas con salmón ahumado.

Dificultad

Fácil

Tiempo

20 min

Personas

2 personas

Kcal

558

INGREDIENTES

4 alcachofas (si son de temporada, mucho mejor)

250 g de salmón ahumado en lonchas

2 huevos

Aceite de oliva virgen extra

Zumo de medio limón

Una pizca de pimienta negra molida

Sal al gusto

ELABORACIÓN

  • Paso 1. Pela las alcachofas para extraer el tallo, las primeras hojas y las puntas duras de la parte superior.

    Lo que nos interesa son las hojas cercanas al corazón tierno del interior. Ve dejándolas en un cuenco con agua fría y un chorrito de limón para que no se oxiden.
  • Paso 2. Hierve las alcachofas durante 15 minutos. Es importante que no se queden muy blandas ni muy duras. Buscamos una experiencia al dente.
  • Paso 3. Escalfa un huevo a baja temperatura para conseguir una textura que, junto al sabor de las alcachofas, se funda con la suavidad del salmón ahumado.

    Intenta controlar la temperatura del agua por debajo de los 100ºC sin que llegue a ebullición.

    Mientras, separa las hojas más tiernas de las alcachofas para ir preparando el emplatado.
  • Paso 4. Coloca en el fondo del plato las hojas de alcachofas en forma de flor y, sobre ellas, el tierno salmón ahumado.

    Por último, deja caer el huevo con delicadeza.

    Para finalizar, condimenta tus alcachofas con salmón con un poco de pimienta.

    A disfrutar.

ALÉRGENOS

PESCADO

HUEVO

A OTROS USUARIOS TAMBIÉN LES GUSTÓ

Makis de salmón ahumado y aguacate

¿Te apetece un viaje gastronómico a Japón? Si eres un amante de la comida japonesa, prepara los palillos porque vamos a hacer unos makis de...

Wrap de salmón ahumado

¿Quién puede resistirse a este wrap de salmón ahumado con queso fresco? Si estás buscando una receta...

El mejor salmón ahumado del mundo

En su ahumado radica buena parte del secreto de su aroma y su sabor. Aconsejan tomarlo solo para apreciar su textura y tersura o con un toque de huevo o patata.

Buscando la perfección en cada detalle

Ahumados Domínguez comenzó su andadura en 1960 convirtiéndose en la casa pionera del salmón ahumado en España. Gran parte de su valor actual reside en conservar su tradicional método de ahumado.

La esencia de la empresa es la experiencia

La innovación marca la historia de Domínguez, está en nuestro ADN

Salmón del bueno

Una auténtica delicatessen que es preferible no mezclar con nada más, para disfrutar de todo su sabor

Alimento para paladares exquisitos

Nosotros apostamos a caballo ganador: el salmón ahumado supreme de Ahumados Dominguez, procedente de ejemplares de hasta 13 kilos, con una cuidada cría de 14 meses, y cuya elaboración es 100% manual.

Aroma a salmón en Ahumados Dominguez

Pedro Mestanza dirige esta empresa familiar con 56 años de historia a sus espaldas