RECETAS

Croissant relleno salado (De salmón ahumado)

Croissant relleno salado
El croissant de salmón ahumado y queso es una opción increíble a cualquier hora del día.
dificultad
Fácil
duracion
25 min
cantidad
2 personas
calorias
620 Kcal

El croissant, conocido como cruasán en español, es un ícono de la pastelería francesa. Este bollo popular se ha extendido por todo el mundo y existen miles de maneras de disfrutarlo, tanto en versiones dulces como el croissant relleno salado.

El origen se remonta a Viena, allá por el siglo XVII. Según la leyenda, los panaderos elaboraron este dulce en forma de medialuna, considerado el antecesor del que todos conocemos hoy en día. Llegó a Francia gracias a María Antonieta, quien, añorando su tierra natal, solicitó a los panaderos de la corte que lo prepararan.

Con el transcurso de los años, ha ido evolucionando hasta convertirse en lo que es hoy en día: un bocado muy ligero pero crujiente, con sabor a mantequilla, un interior repleto de alvéolos y un exterior con capas solapadas en la parte superior y con las puntas rectas. Fue en este momento cuando el croissant francés típico de mantequilla se consolidó en las pastelerías francesas y, posteriormente, en las panaderías de todo el mundo.

Hoy en día, existen diversas variaciones: en formato de mini croissants, con diferentes rellenos y coberturas; e incluso hay versiones saladas con ingredientes como queso o aguacate.

En su versión dulce, uno de los más populares es el de chocolate, pero cada vez surgen más innovaciones como el de pistacho o el de frambuesa. También se pueden encontrar con coberturas originales como chocolate blanco o Lotus, entre otras.

Receta de croissants salados

Si hablamos del croissant relleno salado, posiblemente el más popular sea el mixto con jamón york y queso, que suele presentarse a la plancha. Sin embargo, hay otros rellenos que son perfectos, como el de pollo a la plancha, pavo o aguacate. No obstante, nuestro favorito es el croissant noruego con salmón ahumado y queso.

Lo cierto es que Noruega ha adoptado en su gastronomía local muchas comidas del mundo, como este que se cocina fácilmente. Por ello, en esta receta, vamos a explicarte cómo preparar en casa el mejor croissant salado relleno de salmón ahumado y queso perfecto, además de compartir todos los trucos para que te quede especialmente crujiente. Así podrás disfrutarlo tanto en el desayuno, como en la merienda e incluso como tentempié a media mañana.

Si buscas otras ideas originales para desayunar, te recomendamos los crepes de salmón ahumado o el bagel.

INGREDIENTES

➤ Para la masa:

  • 1 lámina de hojaldre
  • Harina
  • 1 huevo

➤ Para el relleno:

  • 100 g de Salmón Ahumado Suprême
  • 1 aguacate maduro
  • Queso fresco
ELABORACIÓN
Paso 1

Desenrollamos y extendemos la lámina de hojaldre en una superficie lisa con un poco de harina. A continuación, la dividimos en dos porciones triangulares exactamente iguales.

Paso 2

Cortamos las bases de cada triángulo, separamos ligeramente los extremos (los picos) y enrollamos desde la parte más ancha hasta que consigamos la forma habitual del croissant. Si no disponemos de mucho tiempo podemos emplear un croissant ya elaborado, preferiblemente de un obrador artesanal, una pastelería o una panadería.

Paso 3

Forramos la bandeja del horno con papel vegetal y colocamos los croissants dejando suficiente separación entre cada uno de ellos.

Paso 4

Batimos un huevo en un bol y pincelamos los croissants. Con una capa fina de huevo es más que suficiente para que consigamos su característico brillo.

Paso 5

Precalentamos el horno y cocinamos a 180-200ºC durante 15 minutos.

Paso 6

Dejamos reposar durante 30 minutos y, una vez atemperados, cortamos cada uno de ellos por la mitad. En una sartén, tostamos la parte interior del croissant para conseguir un toque aún más crujiente.

Paso 7

Cortamos en láminas el aguacate maduro y el queso fresco.

Podemos sustituir el queso fresco por queso crema.

Paso 8

Sobre la base, la parte más plana, colocamos el aguacate laminado, el queso fresco cortado y, por último, las lonchas de nuestro salmón ahumado. Finalizamos este croissant de salmón ahumado colocando la otra parte del croissant o “tapa” sin hacer presión para que el hojaldre no se rompa.

Paso 9

Podemos acompañar con brotes verdes o germinados.

ALÉRGENOS
  • Pescado
  • Gluten
  • Lácteos
  • Huevos